COMO CUIDAR Y LAVAR LAS MANTAS DE LANA

COMO CUIDAR Y LAVAR LAS MANTAS DE LANA
3 diciembre, 2021 María Eyo

Si has adquirido alguno de nuestros artículos de lana, en tu área de usuario (apartado DESCARGAS) tienes una GUÍA DE CUIDADOS DE LAS MANTAS DE LANA para que te duren eternamente.

Puedes acceder al documento siempre que lo necesites porque estará disponible en tu área privada de usuario. Aun así a veces suena el teléfono o llega un mail con la pregunta:

¿Cómo lavo mis mantas de lana?

Mi impulso siempre es decir: ‘Por favor, no lo hagas’. La lana es una fibra mágica e increíblemente resistente, y salvo accidentes, no requiere de lavados rutinarios.

CONSEJOS PARA LAVAR LAS MANTAS DE LANA EN CASA

Superpoderes de la lana: la autolimpieza

Entre las muchas virtudes de la lana está la de repeler de forma natural la suciedad, por ello no es necesario lavarlas con alta frecuencia. Por lo general, es suficiente airear a menudo y mantener secas las mantas y almohadas.

Aun así, os dejamos las claves para el correcto lavado y cuidado de la lana de oveja, así como respuestas a las preguntas frecuentes que nos soléis realizar:

1. Airea = sacude y cuelga

El mejor aliado de la lana es la ventilación

Ventilar las mantas de lana a menudo es suficiente para mantenerlas limpias y en buen estado. Sacude con fuerza cada mañana y si puedes, cuélgalas en algún lugar donde se mueva el aire durante unas horas. Es bueno recordar que la suciedad (salvo accidentes) es sólida, así que al sacudir, la suciedad retenida en las fibras se irá.

Para optima ventilación de la ropa de la cama no es aconsejable hacer la cama por la mañana ni cubrirla nada mas levantarse con el nórdico o colcha.

2. Limpiar las manchas rociando

La lana es hidrofóbica, lo que significa que el exterior de la fibra repele el agua. La lanolina que siguen manteniendo las fibras de forma natural actúa como protector para repeler la suciedad y el agua, por eso siempre digo que la lana tiene superpoderes; es autolimpiante, además de antibacteriana.

Antes de lavar prueba a rociar. Ante una mancha de suciedad, prueba a rociar. En la guía de cuidados te contamos como.

¿Se pueden lavar mantas de lana en la lavadora?

La materia prima utilizada en nuestras piezas es 100% pura lana sin procesos químicos agresivos que dañen la fibra para que siga manteniendo sus propiedades lo mas intactas posible.

Si bien, una manta podría lavarse en la lavadora en el programa lana, en frio y sin centrifugar, la manta de cama, por su tamaño absorberá tal cantidad de agua e incrementará tanto su peso que el tambor de la lavadora podría romper, suponiendo que entra.

Tal y como te comentamos anteriormente opta por la aireación diaria y la limpieza en húmedo de manchas antes que por la lavadora.

En caso de prendas pequeñas como mantas de sofá (o jerseys si aterrizaste aquí buscando como cuidar bien tu lana) si usas la lavadora, asegúrate de que eliges el ciclo especial para lana o, en el caso de que tu lavadora no lo tenga, el de prendas delicadas. Asegúrate que sea SIN CENTRIFUGADO y a una TEMPERATURA MÁXIMA DE 25ºC.

Mi manta ha cogido olor. Como quitar el olor de una manta?

Si tu manta de lana ha quedado impregnada de un fuerte olor, por ejemplo de humedad, antes de lavar prueba con limpieza al vapor: te puedes ayudar algún aceite esencial.

El aireado durante unos días al sol (suave) también te dará buenos resultados.

3. El lavado, mejor a mano que a máquina.

Si hay que lavar la lana… “a mano, es siempre mejor que a máquina”. El lavado manual ayudará a que las prendas de lana se conserven durante más tiempo por ser menos agresivo.

Como hacer un buen lavado a mano de mantas de pura lana

Para el lavado manual, lo mejor es introducir la manta en un recipiente o bañera (del baño) con agua y jabón.

Tª máxima del agua 25ºC. La fibras naturales de la lana, tienden a contraerse a más de 25 grados lo que provoca un daño irreparable.

Cuál es el mejor detergente para la lana?

Lo mejor es utilizar un detergente o jabón natural que no incluya fosfatos ni otros elementos tóxicos y/o agresivos., neutro a ser posible.

Poco jabón. Mucha cantidad puede dañar sus propiedades “autolimpables” y si hace mucha espuma ya la hemos liado!

No retuerzas la manta ni la cuelgues. Se deformará y es probable que nunca la recuperes. En la guía de cuidados te damos mas trucos.

4. Secar al aire

¿Se puede meter la manta de lana en la secadora? Pregunta recurrente

Nunca.

El calor de la secadora  hará que las fibras se acorten y se encojan. La manta encojerá y se deformará.

Escurrir y tender en vertical: enemigos de la lana.

Una vez laves la lana tendrás que poner gran atención al secado. Ayúdate de toallas para extraer el exceso de agua (nunca la retuerzas, se deforma) y tiende siempre en horizontal, si la cuelgas en vertical, doblará su tamaño y se deformará, para siempre!

No tender la manta de lana al sol

Se supone que no debes colgar lana a la luz solar directa, pero yo siempre rompo esa regla por solo unos minutos. La luz ultravioleta del sol elimina la humedad para eliminar el moho. Eso si, evita ponerla al sol directo en días de calor extremo. El calor encoje las fibras de la lana. Sentido común!

5. Cuidado natural de las mantas de lana

Sin polillas

Cuando necesites almacenar la pieza durante un largo período de tiempo puedes hacerlo en bolsas herméticas bien cerradas. También puedes hacer uso de la madera de cedro y ayudarte de unas gotas de aceite esencial junto con la bolsita de lavanda que te enviamos para que conserve un buen olor y evite que nos entren polillas.

quitapelusas lana

Sin bolas & pilling

La formación de bolitas (nódulos finos en la superficie de la tela) no debe verse como un defecto de calidad, sino más bien como una consecuencia de la fuerte fricción en las superficies de pelo alto. Las mantas de lana sobre todo las de cama son más propensas a formar las antiestéticas bolitas.

Para eliminar el pilling de forma manual y sin máquinas tienes la piedra pómez natural. Te permite renovar el acabado de tus prendas de forma totalmente ecológica y sostenible.


OTRAS PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL CUIDADO DE LA LANA

Lana & humedad y/o climas húmedos

La lana, es capaz de absorber hasta un 30% de su peso en agua. Por esto, presta atención a tu manta de lana si hay mucha humedad ambiental en la habitación.

Usa un deshumidificador; saca al sol y airea las mantas o almohadas rellenas de lana con mayor frecuencia para ayudar a evaporar la humedad

No hagas la cama cada mañana para que puedan ventilar la humedad de la noche. 

La lana es increíblemente resistente al moho y los hongos, pero ante condiciones extremas de humedad debemos tener una vigilancia mas exhaustiva; ventila y airea a diario si puedes, arriba te contamos como hacerlo.

Aquí tienes un libro de descarga gratuita sobre la humedad en el interior de las estancias.

Mantas de lana

Productos de cedro para alejar las polillas de la lana

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para navegar. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su uso. Para obtener más información pulsa aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies